Imprimir
Torrijas sevillanas
Torrijas sevillanas

Autor: Fernando Repiso

Puntuación:  Point1Point2Point3Point4Point5

(51Votos)

Descripción:

Una de las recetas cuaresmales, muy extendida y de variadas fórmulas, según comarca. Os presento la tradicional sevillana de vino; la de leche es importada. En otras comarcas de Andalucía se refuerza su dulzor con vino de moscatel o de Málaga, pero resultan demasiado cargadas. Su procedencia se establece en la época andalusí, de convivencia entre las tres culturas, cuando se respetaban las costumbres y tradiciones de cada pensamiento, en este caso se pretendía aprovechar el pan sobrante de días anteriores y darle uso como como dulce de merienda, postre u ofrecimiento. La miel, el aceite, la canela y el vino eran parte de la despensa habitual con los cereales y demás especias.

Ingredientes

- Pan de molde especial para torrijas.
- Aceite de oliva virgen
- Vino blanco de guiso
- Huevos
- Miel de abejas
- Canela fina en polvo

Preparación

Preparar dos platos soperos, uno para contener el vino y otro para los huevos batidos. Tener la sartén lista de temperatura para freir.

Pasar vuelta y vuelta cada pieza de pan por el vino, inmediatamente por el huevo batido. Aquí insistir para que tome una buena capa, con lo que se conseguirá que el huevo y el vino casi se mezclen. De ahí a la sartén hasta que tome color dorado bajo. Las piezas fritas apartarlas durante unos diez minutos para que se apriete la capa de huevo y el pan.

En sartén aparte preparar la miel añadiéndole una cuarta parte de agua. Para que quede sin grumos, mover en círculo, mientras que a fuego lento se diluya. Cuando empiece a hervir y suba la espuma, añadir una cucharadita de canela fina en polvo y mover para que se reparta.

Esta operación de enmelar puede repetirse cuantas veces se desee, hasta conseguir que la miel se introduzca y forme cuerpo con la pieza. Nunca emborrachar, una torrija enguachinná no es una torrija, es un pan emborrachao.

Si no se consumen en varios días, el vino puede tomar un tono ácido. La forma de evitarlo es echar en el plato del vino unos granos de sal (medida: media yema del dedo)

Notas

En cuanto a la canela fina, hay una variedad muy antigua que se vende en los establecimientos de especias que se llama "canela de Ceilán" que no es más que una forma de llamarle a la canela muy fina que antiguamente venía de allí. Hay marcas que todavía suministran la canela en polvo, tan fina que colocando una pequeña porción en la mano y soplando sobre ella, vuela y no deja restos. El pan de molde especial para torrijas lo hay de dos tamaños: el tradicional tamaño "sangüich" y otro, también cuadrado más pequeño, cómodo de hacer y que cunde mucho. Se recomienda que el pan utilizado sea del día anterior, tiene mejor respuesta para tomar el vino y el huevo.

Es muy importante la combinación vino-huevo-miel-canela, nos traerá aromas de antaño. Y del sabor... que decir.

 

Detail feed in/out Mostrar/Ocultar detalles.
Tiempo de preparación:
25 min.
Dificultad:
Muy sencilla
Porciones:
1 porción
Cantidad:
País o región:
Costo por porción:
Ultima actualización:
jue 21 abr 2011 14:17:20 CEST
vista:
27631